7 errores SEO que seguramente estés cometiendo (y cómo solucionarlos)

hero.png

El reconocido experto en SEO, consultor y autor de best sellers, Stephan Spencer, y su hija Cloe Spencer, también experta en SEO, hablaron hace poco en BlogHer17 sobre cómo conquistar los algoritmos de los motores de búsqueda. Ya hemos hablado de cómo generar tráfico a tu sitio web teniendo en cuenta las recomendaciones del experto en Social Media Marketing Syed Balkhi. En esta ocasión, te traemos los consejos de los Spencer sobre las mejores técnicas de SEO que, incluso, quienes no tengan muchos conocimientos técnicos podrán poner en práctica. Con este artículo, podrás identificar los errores SEO que estás cometiendo y sabrás cómo arreglarlos.  

Si piensas que el SEO es solo utilizar contenido de relleno, crear URL y datos con palabras clave, utilizando etiquetas y cargando tu sitio web con un montón de contenido duplicado porque crees que cuanto más contenido, mejor, tenemos que decirte algo: ya estás cometiendo grandes errores de SEO.

La buena noticia es que puedes solucionar estos problemas de forma simple e intuitiva, incluso si tus conocimientos técnicos son limitados.

En su presentación de BlogHer, “SEO: Conquering Search Engine Algorithms,” Stephan Spencer y su hija Chloe Spencer identificaron los siete errores de SEO más graves que los editores suelen cometer y dieron algunos consejos fáciles para realizar mejoras inmediatas y obtener buenos resultados en las búsquedas orgánicas.

1) Olvídate de etiquetar páginas

Hubo un tiempo en el que el uso de etiquetas era considerado una técnica SEO básica, ya que era una forma sencilla de decir a la gente y a los motores de búsqueda cómo clasificar el contenido. Actualmente, etiquetar páginas no añade valor a Google y, además, confunde al motor de búsqueda porque solo son una repetición de lo que ya tienes en tus categorías, en tus archivos de entradas e, incluso, en tu página principal si incluyes nuevos posts en ella. Así que, cuando estés creando un post o una página y pienses que debes rellenarla con tags – incluso si son las mejores palabras claves y estás seguro de que serán útiles para tu sitio – haz lo que Stephan aconseja y lucha contra el impulso de hacerlo.

En su lugar, utiliza las categorías para clasificar tus publicaciones. Cuando crees el nombre de las categorías no utilices términos rebuscados o demasiado creativos: sé claro y utiliza palabras clave que se ajusten al contenido lo mejor posible. El objetivo es organizar las categorías teniendo en cuenta los posts que más interesan a tus lectores y utilizar palabras o frases que pondrán en los motores de búsqueda.

Si, a pesar de todo, quieres seguir utilizando etiquetas, indícale a tu sitio que no las indexe. Si tienes un sitio de WordPress, podrás hacerlo fácilmente incluyendo el plugin Yoast para mejorar tu SEO. Solo tienes marcar “noindex” cuando configures una etiqueta.

tags.png

Consejo experto: Si has utilizado muchas etiquetas en el pasado y te estás preguntando cuántas páginas etiquetadas tienes en tus resultados de búsqueda, solo tienes que escribir esto en la barra de búsqueda de Google:

site:yourdomainname.com (recuerda, no dejes un espacio entre “site”, los dos puntos y el nombre de tu dominio)

Repasa los resultados y mira cuántos tienen una palabra clave aleatoria que lleve al usuario a una página sin ningún contenido particularmente rico o de calidad. Ahora, vuelve a estas páginas o publicaciones y elimina las etiquetas o, si quieres mantenerlas, asegúrate de configurar esas páginas como “noindex”. Luego, dale un poco de tiempo a Google para ponerse al día.

2) Olvídate de los archivos organizados cronológicamente

Muchos blogs ordenan sus archivos cronológicamente de forma automática. Aunque pueda tener sentido para ti, para cualquiera que esté intentando acceder al contenido de tu sitio, tal vez no lo sea, ya que mucha gente no busca los contenidos por fecha, sino que lo hace por contenidos o palabras clave. Este orden cronológico hace que Google considere que el contenido es de baja calidad y lo llevará a una posición inferior en su clasificación de búsqueda orgánica. Si organizas tus contenidos por fecha, no indexes estas publicaciones.

3) Escribe mejores títulos de página

Tal y como afirman los Spencers, el título de la página es uno de los aspectos más importantes del SEO, ya que es uno de los lugares más importantes donde incluir palabras clave de tu sitio. El título de la página es el atributo de la sección principal de tu HTML, es decir, el fragmento superior de la ventada del navegador (el título de la pestaña).

Por eso, títulos predeterminados como “Bienvenido”, “Blog” o “Portada” son etiquetas vacías que no tienen palabras clave. Debido a que los robots de los motores de búsqueda rastrean tu sitio darán con los títulos de más peso, es fundamental que escribas cuidadosamente cada título. Los usuarios de WordPress pueden editar los títulos de las páginas usando el plug-in Yoast o el plug-in Title Tag, desarrollado por Stephan.

seoplugin.png

Consejo experto: Escribe títulos de 60 caracteres como máximo (incluyendo espacios) y pon palabras clave principales al principio de tu título. Si bien el título de la página es el elemento más importante, la meta descripción es la parte más útil, ya que es el fragmento que utiliza Google para esa página o publicación. Por ello, asegúrate de escribir una frase breve y descriptiva en ese campo.

4) No publiques contenido duplicado

Reutilizar contenido antiguo con una URL nueva o, aún peor, simplemente volver a publicar un artículo antiguo no superará la prueba de Google, ya que simplemente confunde al motor de búsqueda y hace que tu contenido compita consigo mismo. También afecta negativamente a tu vínculo, ya que no hay una URL definitiva.

5) Asegúrate de que cada página de tu web tenga un texto introductorio

Cuando un usuario hace clic en la página de una categoría que no tiene una introducción y en su lugar solo se muestra una larga lista de los últimos mensajes, Google ya ve que la página tiene un contenido de escaso valor. Añade una introducción relevante y relacionada con el tema de la página: Google te lo agradecerá, ya que proporcionarás información de calidad que podrá ofrecer a las personas que buscan contenido específico.

6) Utiliza tu propio dominio

Una URL totalmente personalizada habla de ti, cuenta con el nombre de tu sitio web y habla de tus contenidos. Si no te preocupa mucho el nombre de tu dominio y permites que terceras partes den nombre a tu blog o web (como, por ejemplo, Blogger o Weebly), ten en cuenta que esto es menos profesional y, además, afecta a tu SEO. Da un paso más y utiliza un dominio personalizado.

7) Da URL cortas y sencillas a tus posts

Por defecto, los posts de los blogs utilizarán el título del artículo para crear la URL de la página, por ello, un título demasiado largo puede afectar negativamente a tu SEO. Ten en cuenta que, si quieres utilizar un título relativamente largo, puedes personalizar la URL para mejorar el SEO editando el permalink. Trata de utilizar de cinco a siete palabras, incluyendo las primeras palabras clave del post, y sepáralas con guiones. 

Es muy fácil cometer errores, pero solucionarlos puede ser igual de sencillo si te centras en crear un sitio navegable, tanto para los usuarios, como para los motores de búsqueda. Sigue conectado para tener más consejos sobre SEO de los expertos Stephan y Cloe de su presentación BlogHer y su entrevista. 

Más recursos:

7 Simple SEO Hacks for Non-Technie Bloggers (artículo de BlogHer escrito por Stephan)

The Science of SEO (sitio web de Stephan)

Chloe Spencer’s website