Reglas para captar la atención del lector: crear contenido eficaz

Reglas para captar la atención del lector crear contenido eficazLa creación de contenido atractivo es mucho más que la mera presentación de hechos o datos; no se limita a compartir información y cruzar los dedos para que la gente la lea. En un mundo en el que todo se sucede a un ritmo cada vez más rápido, la clave es dar con la forma de atraer —y enganchar— a los lectores, algo que tiene más importancia si cabe en el sector de la afiliación. Estos son algunos consejos para lograr justo eso. ¿Pueden prestarme atención, por favor?

El elemento más importante de cualquier contenido es el título. Si el título no capta la atención del usuario en segundos, es muy probable que no se moleste en continuar leyendo las palabras que lo siguen. Según Coppyblogger.com, ocho de cada diez personas se limitan a leer exclusivamente los títulos, mientras que tan solo dos de cada diez leen el texto que sigue a éstos. Por este motivo, es fundamental idear un título que llame la atención y casi obligue al visitante a continuar leyendo. Para algunos, el mejor método es escribir el título antes que «la chicha» del contenido —eso sí, modificándolo por el camino si hace falta— otros, por el contrario, se sienten más cómodos redactando todo el texto en primer lugar e ideando un título cautivador para terminar. Descubre qué estrategia te funciona mejor a ti y no tengas miedo de modificarla cuantas veces sea necesario.

Mejor miga que paja

De forma similar, una vez que el lector ha decidido ir más allá del título, es de suma importancia que cada frase que le sigue despierte más y más su interés, para que continúe leyendo. Así que, no ocultes la esencia de tu mensaje. No tardes en ir al grano; haz que el lector sepa qué está leyendo y por qué. Los lectores se aburren rápidamente; no les des una excusa para que deje de interesarles lo que pretendes comunicar. Escribe con pasión, ofrece al lector ejemplos interesantes y dibuja con palabras una imagen que pueda entender. Y no tengas miedo de "tirar el lastre"; si una palabra o frase no añade valor, fuera con ella.

Destaca lo importante Como ya hemos mencionado antes, el interés de los lectores puede desinflarse en segundos. Un modo de mantener su atención es ofrecerles contenido que puedan "escanear" fácilmente. Dividir el texto en raciones pequeñas y fáciles de digerir, con subtítulos, puede contribuir a que parezca menos abrumador. El uso de listas y gráficos informativos que resalten los puntos principales también puede ayudar de forma eficaz a evitar la saturación. Aunque este post se centra en el discurso escrito, el uso de imágenes constituye un método perfecto para complementar el texto y ofrecer al lector una referencia visual de lo que intentas comunicar. Las imágenes creativas —esas que transmiten inmediatamente tu mensaje— son las acompañantes ideales de cualquier contenido.

¿Y ahora qué? Enhorabuena. El lector ha llegado al final de tu post. Del mismo modo que el título dirige el contenido en la dirección correcta, la conclusión es como el papel de envolver que lo recoge todo en un bonito paquete. Lo último que quieres es que, una vez terminada la lectura, la pregunta del lector sea: "¿Y ahora qué?". Así que asegúrate de dejarle claro lo que debe hacer con una eficaz invitación a la acción. Quizás tu intención sea que obtenga más información, rellene un formulario o compre en ese mismo momento. Pues bien, díselo. Los lectores prefieren que se lo des hecho de manera que, si no les dices exactamente cuáles son los siguientes pasos, es muy probable que no los den.

¿Tienes algún consejo para la redacción de contenido cautivador y eficaz? Comparte tus experiencias y opiniones con nosotros, en la sección de comentarios que figura a continuación.