Un nuevo estudio revela que las compras tienen un enorme componente social

La semana pasada encontré un artículo que confirmaba lo que muchos de nosotros ya sospechábamos: a la hora de decir qué comprar, es más probable que los consumidores se fíen de su red de contactos (la familia y los amigos) que en las marcas.

El artículo, publicado en Internet Retailing (Ventas en Internet), presentaba estadísticas muy interesantes de cómo nosotros, los consumidores, tomamos las decisiones a la hora de adquirir productos:

  • Un 70% afirma que las recomendaciones de sus amigos son "importantes"
  • Un 28% tiene en cuenta las recomendaciones del vendedor en la tienda
  • Un 62% se fía de las opiniones de otros consumidores
  • Un 35% valora las recomendaciones de los medios de comunicación

El estudio, realizado por FlyResearch, entrevistó a 1200 personas para llegar a estas conclusiones.

Si ahondamos más en la siguiente capa del estudio, encontraremos que un 87% de los entrevistados consulta las opiniones de otros consumidores antes de realizar una compra, y de hecho, un 69% afirma que les resultan más creíbles si entre las opiniones positivas aparece alguna opinión negativa.

Esto no debería sorprendernos, ¿verdad? El boca a boca siempre ha sido la campaña de marketing más poderosa. La diferencia es que los medios sociales y las opiniones comparativas han dado a los consumidores la habilidad de aumentar su red de "recomendaciones de confianza" en un área mucho mayor que no está limitada por la geografía o los círculos sociales de la vida real.

El otro argumento que este estudio ilustra es que los consumidores suelen preferir lo "real" a lo "perfeccionado".Es decir, prefieren conocer todos los puntos de vista sobre un producto o servicio, no solo los positivos.

¿Cómo se traduce esto a tu negocio? ¿Qué tipo de "moneda social" puedes incluir en tu sitio Web para ayudar a aumentar la confianza del usuario en lo que estás promocionando? Como siempre, esperamos vuestros comentarios.